Património de la Humanidad

Es en la exuberancia del paisaje que se encuentra uno de los mayores atractivos turísticos de Madeira.

Su frondosa vegetación esconde el fascinante bosque autóctono de Laurisilva, reconocido por la UNESCO en 1999 como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Este bosque se remonta a la era terciaria y en las últimas glaciaciones vio su existencia reducida a la área geográfica de la Macaronesia, que integra las islas de Madeira, Azores, Canarias y Cabo Verde. Con el estatuto máximo de Reserva Integral, el Bosque de Laurisilva es considerado una reliquia viviente y la casi totalidad del área que abarca, esta incluida en el Parque Natural de Madeira ocupando 2/3 de la superficie de la isla.
 
Youtube Flicker RSS ISSUU
World´s Leading Island Destination 2018 - WTA Award Discover Madeira SRTC Região Autónoma da Madeira