Descubrimiento del Archipiélago de Madeira

Los navegantes descubrieron la isla de Porto Santo en 1418, tras una tempestad en alta mar, en la que la embarcación se alejó de su ruta, por la costa africana, debido al mal tiempo. Después de muchos días a la deriva en alta mar, avistaron una pequeña isla a la que llamaron Porto Seguro, Porto Santo, pues salvó a la tripulación de Zarco de un destino fatídico.

Un año después del descubrimiento de Porto Santo llegaron a la isla de Madeira en 1419. Su nombre parece que se le atribuyó por este último navegante, que bautizó a la isla «Madeira» (“Madera” en español), debido a la abundancia de esta materia prima.
En torno a 1425 se inició la colonización de las islas por orden del rey Juan I de Portugal. A partir de 1440 se estableció el régimen de las capitanías, nombrándose a Tristão Vaz Teixeira capitán-donatario de la capitanía de Machico. Seis años más tarde, Bartolomeu Perestrelo se convirtió en capitán-donatario de Porto Santo y, en 1450, Zarco es nombrado capitán-donatario de la capitanía de Funchal.

Los primeros colonos fueron los tres capitanes-donatarios y sus respectivas familias, un pequeño grupo de personas de la pequeña nobleza, gente de condiciones modestas y algunos antiguos presos del Reino.

Para obtener las condiciones mínimas para el desarrollo de la agricultura en la isla, tuvieron que desbastar una parte de los densos bosques y construir un gran número de canales de agua, llamados “levadas”, para transportar las aguas que abundaban en la costa norte a la costa sur de la isla.

En los primeros tiempos, el pescado y los productos hortícolas eran los principales medios de subsistencia de los pobladores.
 
Youtube Flicker RSS ISSUU
World´s Leading Island Destination 2018 - WTA Award Discover Madeira SRTC Região Autónoma da Madeira