Localidades

A pesar de tener una superficie pequeña, Madeira es rica en escenarios majestuosos y de rara belleza. ¡Salga al descubrimiento de los rincones más encantadores de este jardín flotante!

Madeira presenta sus localidades repartidas entre Funchal, capital del archipiélago, Caniço, la Costa Este (Santa Cruz y Machico), la Costa Oeste (Câmara de Lobos; Ribeira Brava; Ponta do Sol y Calheta), la Costa Norte (Porto Moniz; São Vicente y Santana) y Porto Santo.

¡Déjese seducir por las diferentes perspectivas naturales de esta isla de extraordinaria belleza!


Saliendo de Funchal en dirección oeste, encontrará la ciudad de Câmara de Lobos, un tipico pueblo pesquero y el Cabo Girão, el acantilado más alto de Europa y el segundo más alto del mundo (580 m). Encontrará también en este concejo la peculiar freguesía de Curral das Freiras. Situada en un valle profundo, Curral das Freiras presenta uno de los paisajes más impresionantes de la isla que, con sus vertiginosas vistas (más de 500 metros de altitud, desde su mirador – Eira do Serrado) de su, causan la admiración de todos los visitantes.
 
Siguiendo hacia el oeste, visite el agradable pueblo de Ribeira Brava antes de subir hasta la Encumeada en un recorrido repleto de miradores que permiten observar las cimas de las montañas circundantes.
 
Si lo prefiere, siga en dirección a las costas solariegas de Ponta do Sol y de Calheta, donde no faltan zonas de baño que invitan a darse un buen baño y a muchas zambullidas. Los deportistas encontrarán en las playas de los pintorescos pueblos de Jardim y de Paul do Mar las mejores olas de Europa para la práctica del surf.
 
Si sube en dirección a Paul da Serra, la mayor meseta de Madeira, haga una pausa para apreciar la bella vista existente sobre las laderas norte y sur. Siga en dirección a Porto Moniz y recupere fuerzas con un baño revitalizante en las piscinas naturales de la localidad, cuya formación se debe a restos de lava que, de forma natural, se deslizan al encuentro con el Océano.
 
El viaje continúa ahora rumbo a São Vicente por una carretera salpicada de saltos de agua, donde destaca el contraste del verde majestuoso con el azul cristalino de las aguas del mar. 
 
En São Vicente podrá visitar las Grutas, el Centro de Volcanismo y Núcleo Museológico - Ruta de la Cal, o simplemente pasear por las calles de este simpático pueblo. 
Aquí el visitante podrá optar por subir nuevamente hasta la Encumeada, recreando sus sentidos con la espectacular vegetación del bosque Laurissilva (bosque de los laureles), o continuar hasta Santana, descubriendo pequeños miradores a lo largo del recorrido.
 
En Santana es obligatoria la visita a las casas típicas, al Parque Temático y a la zona de las Queimadas, que constituye el lugar de partida hacia bellísimos paseos a pie como el Caldeirão Verde. El descenso hacia Faial sorprende una vez más por la belleza y grandiosidad de las montañas. 
 
Llegando a Faial tendrá que optar por seguir hacia Machico, o continuar visitando el interior de la isla por la carretera que lleva a las localidades de Ribeiro Frio, Poiso y Pico do Areeiro. Este pico constituye el tercer punto más alto de la isla (1818m), y en él se encuentran bellas formaciones rocosas que se proyectan en el cielo como imponentes estatuas.
 
Si continúa hacia Machico, no deje de visitar Caniçal y Ponta de São Lourenço, el punto más oriental de esta isla de onde se puede mirar Porto Santo.
 
Ya de regreso a Funchal, en la punta do Garajau, freguesía de Caniço, Santa Cruz, no se pierda la vista de las Islas Desertas y, en la antigua carretera que sigue hasta Funchal, en el mirador de São Gonçalo, una panorámica fabulosa sobre la bahía.
Youtube Flicker RSS ISSUU
Europes Leading Island Destination - WTA Award Madeira Islands SRETC Região Autónoma da Madeira