Funchal

Funchal
  • Fotos
  • Location
  • Video
En una bahía bañada por el Océano Atlántico, en la costa sur de la isla de Madeira, se encuentra Funchal, la capital del archipiélago de Madeira.
 
Con cerca de 500 años, desde el 21 de agosto de 1508, esta ciudad debe su nombre a una hierba silvestre con un aroma suave, el Foeniculum Vulgare, tradicionalmente conocida como funcho (“hinojo” en portugués), que en aquella época existía en abundancia en esta población.

Funchal constituye el mayor centro turístico, comercial y cultural de todo el archipiélago de Madeira. La ciudad ofrece un amplio abanico de actividades de ocio, desde visitas a museos y monumentos, a paseos por sus fantásticos jardines, pasando por recorrer el puerto deportivo de Funchal lleno de embarcaciones, hacer compras y salir por la noche en bares y discotecas.

En forma de anfiteatro, el municipio de Funchal se extiende por una costa de gran superficie, desde el nivel del mar hasta el Pico de Arieiro, a 1818 m de altitud.

Según los censos de 2011, el municipio de Funchal tiene 111 892 habitantes repartidos por 10 parroquias: Imaculado Coração de Maria, Monte, Santa Luzia, Santa Maria Maior, Santo António, São Gonçalo, São Martinho, Sâo Pedro, São Roque y Sé.

 

Imaculado Coração de Maria
Imaculado Coração de Maria fue elevado a la categoría de parroquia el 26 de noviembre e 1954, debido a su crecimiento demográfico.

En la década de los cuarenta, Funchal fue objeto de una profunda renovación, que la transformó en una ciudad más moderna con capacidad para satisfacer las expectativas del turismo internacional por el que había apostado. En consecuencia, se produjo una ola de migración para responder a las necesidades de construcción de nuevos accesos pavimentados, nuevos edificios oficiales y unidades hoteleras. Por su parte, la población, que encontró empleo en la construcción civil, se asentó a lo largo de las costas de Funchal. Esta coyuntura originó la creación de nuevas parroquias, como fue el caso de Imaculado Coração de Maria.
 
Monte
La parroquia de Monte fue creada el 9 de febrero de 1565, con base en la devoción a Nuestra Señora de Monte, que se remonta al siglo XV. Con el aluvión de 1803, la Virgen de Monte pasó a ser evocada como patrona de la isla de Madeira y, en 1818 se inauguró la iglesia en su honor.

Ubicada en lo alto de una majestuosa escalinata, la iglesia de Monte tiene dos torres y dispone de un amplio patio con una espectacular vista sobre Funchal. En la escalinata se encuentra la estatua del beato Carlos de Habsburgo, que falleció en la Quinta do Monte en febrero de 1922, y cuyo ataúd reposa en una de las capillas de la iglesia. La romería más importante y concurrida de la isla de Madeira es la fiesta de Nuestra Señora de Monte, que se celebra el 15 de agosto, tal como sucedía a finales del siglo XV y principios del siglo XVI.

En Monte se encuentran algunos de los palacetes más hermosos de siglos anteriores y muchos otros aspectos que aportan a esta localidad un romanticismo atemporal.
 
El Parque Municipal de Monte, también conocido como Parque Leite Monteiro, es el jardín municipal que está situado a una mayor altitud, concretamente a 550 metros.
El Jardín Tropical del Monte Palace, que hoy es la sede de la Fundación de Solidaridad Social José Berardo, es uno de los mayores atractivos de esta localidad.
 
Los jardines de la emblemática Quinta do Monte se rehabilitaron y, en la actualidad, se la conoce como la «Quinta Jardines del Emperador».

Desde Monte podrá disfrutar de un paseo único en los típicos carros de cesto. Estos carros, empujados por las manos de dos «carreiros», recorren 2 km hasta llegar a Livramento, en Funchal, deslizándose sobre esquíes de madera.

Además, en esta parroquia, en Largo das Babosas, hay un teleférico que conecta con la Zona Vieja de Funchal, en un trayecto de 11 minutos que ofrece excelentes vistas sobre la bahía y los valles de Funchal.

En este lugar también existe un teleférico que llega al Jardín Botánico, en un trayecto de 9 minutos, con un paisaje de gran belleza natural formada por una superficie forestal de Laurisilva.

A cerca de 2 km de Monte, en Terreiro da Luta, se encuentra el mayor monumento de Madeira, dedicado a Nuestra Señora de la Paz.

A finales del siglo XIX, se construyó el Caminho de Ferro de Monte, popularmente conocido como «Comboio do Monte» (Tren de Monte) o «Elevador do Monte» (Ascensor de Monte), que era una vía ferroviaria de vía única en cremallera que unía Pombal, Funchal, Terreiro da Luta y Monte, en una extensión de 3911 km. Las composiciones estaban formadas por un único vagón, que era empujado, en sentido ascendente, o contenido, en sentido descendente, por la locomotora. Como consecuencia de dos accidentes, la población dejó de usar este transporte, y la línea terminó siendo desmantelada en 1943.
Santa Luzia
 
 
La parroquia de Santa Luzia fue creada por el beneplácito de 28 de diciembre de 1676, del rey Pedro II. Al principio se instaló en una pequeña capilla, la cual fue ampliada de forma progresiva, y posteriormente se hizo una nueva construcción, entre 1719 y 1741.

Ubicada en la área del convento de la Encarnación, donde se erigió un importante edificio del antiguo Seminario, que posteriormente funcionó como sede de la antigua Junta General, y después como centro de enseñanza secundaria. Actualmente existe en esta zona un número considerable de antiguas “Quintas de Madeira”.

Asimismo, en esta parroquia se encuentra el Jardín Público de Santa Luzia, con una extensión de cerca de 17 000 m2 de área verde. Este jardín fue construido en el emplazamiento de la antigua Fábrica de Hinton, la cual fabricó aguardiente y azúcar desempeñando un papel muy relevante en la industria sacarina de Madeira, y de ahí que se conserve la enorme chimenea de la antigua fábrica.
 
Santa Maria Maior
La parroquia de Santa Maria Maior, inicialmente conocida por Santa Maria do Calhau, fue instituida por los primeros pobladores de la capitanía de Funchal y, aunque sin institución oficial y canónica, ya era una realidad entre 1425 y 1430.
 
En el núcleo histórico de Santa Maria podrá conocer diversas atracciones turísticas y monumentos de gran relevancia cultural.

Vale la pena visitar el Fuerte de Santiago, construido en 1614 para defender el Puerto de Funchal, que posteriormente fue restaurado, y donde hoy se encuentra el museo de Arte Contemporánea y un agradable restaurante inclinado sobre el mar. La Iglesia de Santa María, también conocida como Iglesia del Socorro y erigida por iniciativa de los ciudadanos en el siglo XVI, y la Capilla del Cuerpo Santo, edificada en el siglo XV, constituyen otros importantes recursos históricos.

La Zona Vieja ha sigo recalificada, y presenta el proyecto cultural «Arte de puertas abiertas», que tuvo como resultado la dinamización social y cultural de este barrio, transformándolo en una «galería de arte» permanente, a través de la recuperación creativa, por parte de artistas y artesanos locales, de puertas de casas, tiendas y espacios hasta el momento abandonados.
 
En esta zona se encuentra el Teleférico de Funchal, que une la Zona Vieja de la ciudad con la parroquia de Monte en unos 15 minutos, ofreciendo unas espectaculares vistas sobre toda la bahía de Funchal.

En este lugar las estrechas calles con adoquinado y las fachadas de las casas antiguas recuperadas ofrecen un agradable paseo que lleva al Mercado dos Lavradores.
 
La Zona Vieja constituye una gran atracción de la vida nocturna madeirense. Aquí encontraremos varias casas de fado y bares con música ambiente, donde se sirve la tradicional poncha y otras bebidas. Además, existe una gran variedad de restaurantes donde podrá disfrutar de las maravillas de la gastronomía madeirense.

También en esta área, especialmente en la Rua de Santa Maria y en el Largo do Corpo Santo, se realiza cada año un homenaje al santo patrón de la ciudad de Funchal, Santiago el Menor. Esta festividad destaca por la participación de una romería típica madeirense, en un ambiente de mucha animación musical.
Santo António
Santo António es proclamada parroquia a partir de 1566 y, tal como la parroquia de Monte, se enorgullece de poseer una iglesia de dos torres, que tiene un especial impacto en el paisaje donde se encuentra encuadrada. Esta parroquia es la más poblada de Funchal, y abarca una amplia área entre el pico y el mirador de Barcelos y las diversas lomas.

El 12 de junio, las calles del centro de la parroquia de Santo António se llenan para recibir las Marchas Populares. En estas marchas participan grupos de personas procedentes de diversas partes de la isla para honrar a San Antonio, el santo casamentero.

En esta parroquia se encuentra el Mirador del Pico de Barcelos, a cerca de 355 metros de altitud, construido en 1950. Desde este mirador se puede contemplar una deslumbrante panorámica de la bahía y la ciudad de Funchal, con las islas Desertas en segundo plano.

Por otra parte, en esta parroquia nació el 5 de febrero de 1985 el jugador de fútbol Cristiano Ronaldo. Vivía en el barrio de Quinta Falcão, donde empezó a dar sus primeros toques al balón, jugando al fútbol con los niños y hasta con adultos de la zona. Su primer contacto más serio con el mundo del fútbol tuvo lugar en un club de Madeira, el Andorinha, donde su padre era responsable de los equipamientos y cuyas instalaciones se encuentran en la parroquia de Santo António.
 
São Gonçalo
La parroquia de São Gonçalo fue creada a partir de 1558. A mediados del siglo XX, se inició la construcción de la actual iglesia, inspirada en el estilo “Estado Novo”. En esta iglesia se encuentra una imagen de Nuestra Señora, obra de Francisco Franco, esculpida en 1914 y ofrecida a la parroquia por Henrique Vieira de Castro en 1921.

Casi en el extremo este de esta parroquia, se encuentra el Mirador de las Nieves, más conocido como el Mirador del Pináculo. Situado a 283 metros del nivel del mar, este mirador ofrece una de las vistas más hermosas de la bahía de Funchal.
 
São Martinho
 
Los terrenos de la parroquia de São Martinho se separaron de los de la parroquia de São Pedro a finales del siglo XVI. A finales del siglo XIX se erigió una iglesia cuya primera piedra se puso el 8 de julio de 1883, aunque los trabajos solamente arrancarían en el siglo XX.
A partir de 1940, con la transferencia del cementerio central de la zona de las Angústias a los terrenos anexos a la vieja iglesia, esta pasó a ser capilla funeraria.
São Pedro
Entre finales del siglo XV y el siglo XVI, las clases más pudientes se alejaron de la parte baja de Funchal y empezaron a construirse las residencias de las familias de los capitanes de Funchal en la ladera de la ciudad, a lo largo de la entonces Ribeira Grande, también denominada Ribeira de São Francisco. La importancia de la población que allí residía favoreció que en 1566 se solicitase la creación de una nueva parroquia. En 1595 se finalizó la construcción de su iglesia y en poco tiempo São Pedro pasó a ser la parroquia más poblada del Funchal y residencia de la principal burguesía insular.

La Iglesia de San Pedro, que data del siglo XVI, cuenta con un conjunto notable de elementos arquitectónicos y decorativos, como su portal manierista, la sillería del coro, datada de 1633, y un bellísimo conjunto de azulejos de los siglos XVII y XVIII.

En esta parroquia se encuentran además varios museos que merece la pena visitar, pues constituyen un gran patrimonio cultural de Madeira.

El Museo Municipal de Funchal o Museo de Historia Natural, se encuentra en un palacio urbano de arquitectura barroca, donde vivieron los Condes de Carvalhal en el siglo XIX, cuyas recepciones se han hecho célebres.

En la Casa Museo Frederico de Freitas, de arquitectura civil romántica, vivió el jurista Frederico da Cunha e Freitas, quien allí albergó diversos objetos artísticos.

El Museo de la Quinta das Cruzes se encuentra en una finca de arquitectura civil barroca, donde residió el 2º capitán donatario de Funchal.

El museo de Fotografía Vicentes se sitúa en el edificio compuesto por la antigua residencia y estudio fotográfico de Vicente Gomes da Silva, pionero de la fotografía en Portugal.

Situado en la parroquia de São Pedro, el Fuerte de San Juan Bautista, más conocido como Fortaleza del Pico, se convirtió en uno de los «ex-libris» de la isla de Madeira. Desde esta Fortaleza se puede contemplar uno de los mejores panoramas sobre la ciudad de Funchal, comparable a un paseo de helicóptero sobre la capital.

En esta zona se encuentra el Convento de Santa Clara, ordenado edificar a finales del siglo XVI, por el segundo capitán-donatario de la isla de Madeira, João Gonçalves da Câmara, en las inmediaciones de la residencia de su padre, para recoger a hijas de la nobleza local.
 
São Roque
São Roque fue proclamada parroquia en marzo de 1579, y fue instituida en la antigua capilla de San Roque, construida a principios del siglo XVI por los habitantes con la ayuda de fondos del ayuntamiento, puesto que San Roque era uno de los patrones de Funchal, que protegía a la población contra la peste.

La pequeña capilla inicial fue remplazada por una iglesia edificada en 1704 cerca de aquel lugar, que acabó por desmoronarse en 1790. Entonces, se construyó una nueva iglesia cuyas obras se prolongaron hasta 1820 y los acabados hasta mediados del siglo XIX.
La parroquia de Sé, inicialmente conocida por Santa Maria Maior, fue la sucesora de la primera parroquia de Funchal, instalada con la llegada de los primeros pobladores. La construcción de la iglesia de esta parroquia empezó en 1500, y estaba casi finalizada en 1508, cuando se bendijeron las paredes, y en ese mismo año la villa de Funchal fue elevada a ciudad. En breve, la iglesia grande era acabada para la catedral, sede del obispado de los descubrimientos portugueses.

En esta parroquia encontramos la Iglesia del Colegio de los Jesuitas o Iglesia de San Evangelista, una hermosa obra de los jesuitas que presenta una talla dorada del siglo XVII, considerada una de las piezas portuguesas de talla más valiosas del siglo XVII. Además, exhibe azulejos y pinturas de los siglos XVII y XVIII.

El edificio del Ayuntamiento de Funchal está ubicado en el antiguo Palacio del Conde Carvalhal, en esta parroquia.
 
El Museo de Arte Sacro, presente en esta parroquia, comprende importantes núcleos de pintura flamenca del siglo XVI al XVIII, escultura religiosa del siglo XVI al XVIII y orfebrería sacra de los siglos XVII y XVIII.

El Palacio del Gobierno Regional se encuentra en esta localidad.

La Asamblea Regional, también aquí ubicada, está hoy instalada en un edificio construido por orden del rey Manuel I, para la Aduana de Funchal.

En esta parroquia encontramos la Fortaleza o Palacio de San Lorenzo, un palacio de arquitectura militar, manuelina y manierista, que sufrió modificaciones a lo largo de los tiempos que lo convirtieron de forma progresiva en un «palacio nacional».

El Teatro Municipal Baltazar Dias, situado en la Avenida Arriaga, presenta un gran equilibrio arquitectónico.
 
En la Avenida Arriaga se erige una estatua de João Gonçalves Zarco, realizada por Francisco Franco, a petición de la Junta General del distrito, con la intención de perpetuar la figura y obra de Zarco. El arquitecto Cristino da Silva estuvo a cargo del proyecto del pedestal, donde representó elementos alegóricos relacionados con los descubrimientos: poblamiento, conquista, sabiduría y evangelización.

En esta zona se encuentran las Bodegas de San Francisco, «The Old Wine Lodges», que poseen una interesante área de exposición, situada en un conjunto de edificaciones, en gran medida la única parte que se conserva del antiguo Convento de San Francisco de Funchal, demolido en el siglo XIX.

El Jardín Municipal, también conocido como Jardín Dona Amélia, se encuentra en el lado norte de la Avenida Arriaga, y ocupa una superficie de 8300 m2.

El Parque de Santa Catarina, con una extensión de cerca de 36 000 m2, se sitúa entre la Avenida do Infante y la Avenida Sá Carneiro.
Youtube Flicker RSS ISSUU
World´s Leading Island Destination 2018 - WTA Award Discover Madeira SRTC Região Autónoma da Madeira