Fauna y Flora de las Desertas



Fauna


En las islas Desertas podemos encontrar varias especies raras y endémicas, pero fue la necesidad urgente de preservar una pequeña colonia de foca monje del Mediterráneo, también conocida como lobo marino, que originó la protección de esta área.
 
La fauna marina de las islas Desertas es similar a la del resto del archipiélago, presentando afinidades europeas y mediterráneas, en especial en los peces y crustáceos, como fulas blancas Chromis limbata y Abudefduf luridus, lisa Liza aurata, boga (Boops boops), sargo (Diplodus sp.), serrano imperial (Serranus atricauda), vieja (Sparisoma cretense), pejeperro (Bodianus scrofa), pejever de (Thalassoma pavo), cangrejo moro Grapsus adscensionis, y cigarra de mar Scyllarides latus.
 
En las aguas circundantes de estas islas se pueden observar varias especies de tortugas y de cetáceos.
 
Las islas Desertas constituyen un importante centro de nidificación de aves marinas, como la pardela (Calonectris diomedea borealis), el paíño de Madeira (Oceanodroma castro), el petrel de (Bulwer Bulweria bulwerii), y el petrel de Bugio (Pterodroma deserta). Todas estas aves son especies inherentemente vulnerables para las cuales las islas Desertas representan uno de los últimos refugios a nivel mundial.
 
Deserta Grande presenta la mayor colonia de petrel de Bulwer (Bulweria Bulwerii) del Atlántico y posiblemente del mundo. El petrel de Bugio (Pterodroma deserta) nidifica exclusivamente en Bugio. Así, estas islas desempeñan un papel crucial para la conservación de estas especies.
 
En cuanto a las aves residentes, que son aquellas que pueden encontrarse durante todo el año, destacan el bisbita caminero (Anthus bertheloti madeirensis), subespecie del archipiélago de Madeira y el canario (Serinus canaria canaria), subespecie endémica de la Macaronesia. También se observan rapiñas, a saber: el cernícalo común (Falco tinnunculus canariensi)s, subespecie endémica de la Macaronesia, el ratonero común (Buteo buteo harteri) y la lechuza común (Tyto alba schmitzi), subespecies endémicas del archipiélago de Madeira.
 
Los invertebrados son otro grupo de animales de gran interés. En el grupo de los artrópodos, destacan la araña lobo de las Desertas (Hogna ingens), un endemismo de estas islas. Este arácnido presenta un área de distribución muy restringida, pues habita solamente en el valle de Castanheira, en el extremo norte de la cumbre de Deserta Grande.
 
El conocimiento de la fauna malacológica de estas islas también es poco profundo. Sin embargo, estudios recientes confirman la presencia de cerca de 50 especies y subespecies de moluscos terrestres en las islas Desertas, 44 de las cuales son endémicas y algunas de ellas exclusivas.
 
La lagartija (Teira dugesii mauli) es el único reptil terrestre que habita en estas islas, siendo una subespecie endémica de las islas Desertas.
 
 

Flora



La flora de las islas Desertas es variada, peculiar y rica en plantas específicas de la Macaronesia, con exclusividades madeirenses.
 
La flora vascular está compuesta por cerca de 200 especies autóctonas y naturalizadas, de las cuales el 30 % son endémicas de Madeira y el 10 % están restringidas a la Macaronesia.
 
Deserta Grande es la isla que contiene una mayor diversidad de hábitats y plantas, siendo detentora de tres endemismos exclusivos: la col de risco Sinapidendron sempervivifolium, Frullania sergiae y Musschia isambertoi.
 
Los primeros estudios sobre la vegetación de las islas Desertas se remontan a Lowe (1868), quien define dos zonas de vegetación. La primera zona, designada como marítima, va desde el nivel del mar hasta los 360 m de altitud, en las tres islas. Esta vegetación se caracteriza por la presencia de plantas autóctonas, como la monizia Monizia edulis, el alhelí Matthiola maderensis y la Calendula maderensis. La segunda zona, designada como montañosa, va desde los 300 m hasta los 480 m de altitud, en Deserta Grande y Bugio, cuya vegetación se caracteriza por la presencia de plantas autóctonas, como Lotus argyrodes, la margaza de las Salvajes Argyranthemum haematomma y Trifolium angustifolium. Aplicando a estas islas el estudio de las comunidades vegetales y del bioclima realizado para la isla de Madeira (Capelo et al, 2000), las islas Desertas presentan potencialmente dos comunidades forestales, el Zambujal (Olea maderensis-Maytenetum umbellatae) y la laurisilva de Barbusano (Semele androgynae-Apollonietum barbujanae).
 
Youtube Flicker RSS ISSUU
World´s Leading Island Destination 2017 - WTA Award Discover Madeira SRTC Região Autónoma da Madeira