Fauna y Flora de las Selvagens



Fauna 

 

Estas islas son un santuario de nidificación de aves marinas, pues presentan unas condiciones peculiares y únicas en todo el mundo. De la avifauna nidificante se conocen nueves especies, entre ellas: la pardela (Calonectris diomedea borealis), el paíño de pecho blanco (Pelagodroma marina hypoleuca), el petrel de (Bulwer Bulweria bulwerii), el paíño de Madeira (Oceanodroma castro) y la pardela chica (Puffinus assimilis baroli).

De hecho, esta área presenta la colonia de pardelas de mayor densidad de todo el mundo. Sin embargo, el ave más numerosa de estas islas es el paíño de pecho blanco.

Las aves residentes que pueden encontrarse durante todo el año en las islas Selvagens son el bisbita caminero (Anthus bertheloti bertheloti), un paseriforme cuya subespecie es la misma que se encuentra en las islas Canarias, pero no en el archipiélago de Madeira, y un pequeño número de parejas de cernícalo común (tinnunculus canariensis), una rapiña de pequeño porte cuya subespecie es endémica del archipiélago de Madeira.

Aquí también se pueden observar otras aves que, ocasional o accidentalmente visitan las islas Salvajes, especialmente en otoño y primavera. Son aves que se pierden de las rutas migratorias y que encuentran aquí, en medio del Atlántico, el sitio ideal para descansar y recuperar fuerzas para continuar su viaje.

Las especies de vertebrados que podemos encontrar son el perenquén de Boettger (Tarentola bischoffi) y la lagartija (Teira dugesii selvagensis), que aparecen exclusivamente en las islas Salvajes.

En estas islas, también podemos encontrar un apreciable número de invertebrados endémicos, con un elevado número de insectos endémicos, sobre todo coleópteros y lepidópteros.

Entre los gasterópodos terrestres tenemos actualmente ocho especies dadas para las islas Selvagens, una de ellas endémica de la Macaronesia, (Ovatella aequalis), y otra endémica de las islas Salvajes, (Theba macandrewiana).

El medio marino de estas islas está caracterizado por sus aguas límpidas, que albergan una fauna abundante y diversificada.

En las zonas rocosas son frecuentes los gasterópodos, como son las littorinas, caracoles de mar, balanos y lapas. Asimismo, se encuentran con frecuencia erizos de mar, entre los que predomina la especie de erizo de mar de púas largas (Diadema antillarum). Junto con estos animales, cohabitan varias especies de esponjas, anémonas y estrellas de mar.

En cuanto a los peces, se observan con frecuencia la fula blanca( Chromis limbata y Abudefduf luridus), la lisa (Liza aurata), la boga (Boops boops), el sargo (Diplodus sp)., el serrano imperial (Serranus atricaud), la vieja (Sparisoma cretense), los pejeperros (Bodianus scrofa), y los pejeverdes (Thalassoma pavo)

Además, en las aguas circundantes de estas islas pueden observarse varias especies de tortugas y cetáceos.



 



 

Flora


El manto vegetal de las islas Selvagens está compuesto por especies perfectamente adaptadas a las condiciones edafoclimáticas. La cubierta florística terrestre comprende más de un centenar de especies de plantas vasculares y presenta el porcentaje más elevado de endemismos por unidad de superficie de toda la Región de la Macaronesia.
 
La vegetación de la Selvagem Grande y la Selvagem Pequena está compuesta únicamente de especies autóctonas y endémicas, sin ninguna introducción. Estas dos islas presentan un manto y un número sorprendente de especies exclusivas.
 
Selvagem Grande presenta también un manto vegetal peculiar y una interesante flora con endemismos de la isla, otros comunes a las demás islas Selvagens  y de la Macaronesia, además de ser el límite de la distribución de determinadas especies en el hemisferio sur o en el norte.
 
Las islas Selvagens poseen once endemismos exclusivos, entre los cuales podemos encontrar la Autonoe madeirensis, la margaza de las Selvagens Argyranthemum thalassophilum, Lobularia canariensis ssp. rosula–venti, Lotus salvagensis, Monanthes lowei y la tabaiba ermitaña Euphorbia anachoreta.
 
A fin de preservar este patrimonio natural, en 2001 se inició un trabajo de erradicación de plantas invasoras, es decir, plantas que no forman parte de la flora autóctona de la zona y que se extienden con mucha facilidad, compitiendo y destruyendo los hábitats naturales de las especies autóctonas. Ejemplos de especies que están controlándose son el tabaco moro Nicotiana glauca y más recientemente la Conyza bonariensis.
 
La flora marina de las islas Selvagens presenta similitudes con la de los archipiélagos vecinos. La irregularidad de los fondos y el predominio de sustratos rocosos, favorecen la colonización de algas fotófilas. Estudios indican la presenta de 173 especies de macroalgas, con predominio de las algas rojas.
 
Youtube Flicker RSS ISSUU
World´s Leading Island Destination 2018 - WTA Award Discover Madeira SRTC Região Autónoma da Madeira